En la columna vertebral pueden encontrarse dos tipos de síndromes clínicos relacionados con la patología del disco intervertebral. La disrupción discal interna y la radiculopatía de origen discal.

La disrupción discal interna, implica la fisuración del anillo fibroso, sin migración externa del material nuclear. Existiendo diferentes presentaciones clínicas, desde el dolor discogénico agudo del adulto joven o la clínica del disco degenerado etc.

El prolapso discal es el desplazamiento del material nuclear y del anillo más allá del perímetro del disco, normalmente en el canal vertebral o en el foramen intervertebral, pudiendo producir el dolor radicular y la radiculopatía.

 

Volver

Advertisements