Un prolapso de órganos pélvicos se define como el descenso de las vísceras que ocupan la pelvis. Si la víscera descendida es la vejiga, se denomina cistocele; si es el útero, histerocele; y si es el recto, rectocele.

Los síntomas más comunes son sensación de pesadez en la pelvis, molestias en las relaciones sexualespérdidas de orina, estreñimiento, etc.

La fisioterapia del suelo pélvico puede ayudarte a mejorar el estado de tu prolapso, así como a disminuir las molestias asociadas. Ponte en contacto con nosotros para obtener más información.

 

Volver

Advertisements