El dolor disfuncional se define como un dolor maladaptativo que aparece en ausencia de inflamación del tejido periférico o de daño neural, inducido por la exposición a eventos precipitantes físicos o psicológicos en presencia de una predisposición individual para producir o mantener una sensibilización central anormal. Algunos ejemplos de dolor disfuncional son la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica, el dolor pélvico crónico y el síndrome doloroso regional complejo, entre muchos otros.

En nuestra clínica somos pioneros en el abordaje y resolución de este tipo de problemas, siguiendo una perspectiva biopsicosocial, con un modelo de tratamiento cognitivo-conductual.

Captura_dolorcronico

Ponte en contacto con nosotros para más información.